Foto tomada de Paolo Torchio con el titulo “Corre por la vida”.

Los animales carnívoros (Orden Carnivora) son mamíferos euterios que pertenecen a la infraclase Placentalia, en la que se incluye la mayoría de linajes de mamíferos con excepción de los monotremas y marsupiales. Los carnívoros se caracterizan por presentar una dieta basada principal o estrictamente en el consumo de ítems animales (carne); y agrupa a varios linajes que provienen de ancestros que evolucionaron para adaptar su morfología y fisiología para el consumo de carne. Posiblemente los carnívoros pudieron evolucionar a partir de animales insectívoros primitivos, o desde un linaje ancestral en el que diversificaron dos órdenes: Primates y Chiroptera.

Generalidades de los Carnívoros

  1. Tienen visión binocular.
  2. Poseen un pelaje denso.
  3. Presentan garras (estas varían en forma, tamaño y grado de curvatura).
  4. Poseen una dentadura fuerte (surgió como adaptación para cortar carne, romper huesos o triturar insectos y frutos).
  5. Tienen muelas carniceras (formadas por una extensión de un premolar (p4) y un molar (m1) para facilitar el corte de la carne).
  6. Presentan una reducción en el número de premolares/molares.
  7. Poseen caninos rígidos y muy prolongados e incisivos aplanados y afilados.
  8. Tienen arcos cigomáticos desarrollados en el cráneo y la musculatura facial es fuerte (para procesar el alimento).
  9. Tienen una caja craneal amplia y un encéfalo muy desarrollado.
  10. Presentan sentidos de visión, olfacción y audición agudos.
  11. Poseen vibrisas (bigotes) táctiles en el rostro y las patas (para orientación en ambientes poco iluminados).
  12. Presentan cuatro o cinco dedos con garras en cada extremidad (el primer dedo no es oponible y puede estar reducido o ausente).
  13. Algunos carnívoros como cánidos y félidos, son digitígrados (caminan con la punta de los dedos), pero otros como los úrsidos son plantígrados (caminan apoyando la planta del pie).

Historia evolutiva

Los primeros linajes de carnívoros se encontraron en el Paleoceno y pertenecían a las familias Viverravidae y Miacidae. Por su parte, a finales del Eoceno y durante el Oligoceno surgieron carnívoros más especializados, que lograron alcanzar su éxito evolutivo y se dispersaron por todos los continentes con excepción de Oceanía y Antártida. Los carnívoros también se dispersaron en América del Sur durante el Mioceno tardío, y su dispersión se atribuye al Gran Intercambio Biótico Americano (GABI).

Ecología de los carnívoros

Los carnívoros son un grupo muy heterogéneo debido a sus tamaños, hábitos tróficos, ecología y comportamiento. Su estructura social también es diversa, algunas especies son solitarias como por ejemplo el jaguar (Panthera onca), pero también hay especies que suelen vivir en manadas como el perro de monte (Speothos venaticus). Otras especies pueden vivir en grupos con muchas hembras. La mayoría son de hábitos nocturnos, aunque el oso de anteojos (Tremarctos ornatus) es de actividad diurna. Su comunicación intraespecífica puede ser por sonidos como aullidos, gruñidos, rugidos, pero también pueden emitir compuestos químicos en las heces y en la orina para comunicarse o marcar su territorio (Suárez-Castro y Ramírez-Chaves, 2015).

Clasificación sistemática del Orden Carnivora

Suborden Caniformia Kretzoi, 1943

Familia Mustelidae Fischer de Waldheim, 1817

Familia Procyonidae Gray, 1825

†Familia Miacidae Cope, 1880

Familia Canidae Fischer de Waldheim, 1817

†Familia Amphicyonidae Haeckel, 1866

Familia Ursidae Fischer de Waldheim, 1817

†Familia Hemicyonidae Frick, 1926

Familia Otariidae Gray, 1825

Familia Phocidae Gray, 1821

Suborden Feliformia Kretzoi, 1945

†Familia Viverravidae Wortman y Matthew, 1899

†Familia Nimravidae Cope, 1880

Familia Hyaenidae Gray, 1821

Familia Felidae Fischer de Waldheim, 1817

Familia Viverridae Gray, 1821

Familia Herpestidae Bonaparte, 1845

Familia Nandiniidae Pocock, 1929

†: significa que el taxón está extinto.

Referencias:

Garrido, G. y Arribas, A. (2008). Generalidades sobre los carnívoros del Villafranquiense superior en relación con el registro fósil de fonelas p-1. En: Vertebrados del Plioceno superior terminal en el suroeste de Europa: Fonelas P-1 y el Proyecto Fonelas. Instituto Geológico y Minero de España, Madrid, 2008, 85-146. ISBN 978-84-7840-764-4. Madrid, España. 62 pp.

McKenna, M. y Bell, S.K. (1997). Classification of mammals above the species level. Columbia University Press. 631 pp.

Novacek, M.J. (1992). Mammalian phylogeny: shaking the tree. Nature, 356, 121-125

Soibelzon, L. y Prevosti, F.J. (2007). Los carnívoros (Carnivora, Mammalia) terrestres del Cuaternario de América del Sur. In: Pons, G.X. i Vicens, D. (Edit.). Geomorfologia Litoral i Quaternari. Homenatge a Joan Cuerda Barceló. Mon. Soc. Hist. Nat. Balears,14: 49-68. ISBN 84-96376-13-3. Palma de Mallorca.

Suárez-Castro, A. y Ramírez-Chaves, H. (2015). Los carnívoros terrestres y semiacuáticos continentales de Colombia. Universidad Nacional de Colombia. ISBN 978 – 958 – 775 – 316 – 5. Bogotá, Colombia.  24 pp.

Wozencraft, W.C. (1989). Phylogeny of the Recent Carnivora. En: Carnivore Behaviour, Ecology and Evolution (J.L. Gittleman Ed.). Cornell University Press, 495-535.