A pesar de que los insectos son artrópodos, no todos los artrópodos son insectos. Sin embargo, merece la pena mencionarlos debido a la importancia de su naturaleza, entre los artrópodos terrestres no insectos se encuentran los que pertenecen a la clase arácnida los cuales son: solífugos, pseudoescorpiones, opiliones, escorpiones, arañas,amblipigios, uropigios y palpígrados, este último con afinidades inciertas. Y los miriápodos que comprende dos grupos principales, los quilópodos (Chilopoda) y el resto, formado por las clases Symphyla, Pauropoda y Diplopoda.

En conjunto la clase arácnida y miriápodo corresponden al 6.19% de la biodiversidad de artrópodos terrestres. Cumplen funciones igual de importante que los insectos, aunque se caracterizan principalmente por ser depredadoras. Debido a sus hábitos de forrajeo y alimenticio, contribuyen al equilibrio ecosistémico.

En las siguientes entradas, se hablá sobre la historia de vida de diversos artrópodos no insectos que se encuentran en el planeta. Con esto se intenta complementar el estudio de los artrópodos terrestres y tener un panorama general de la importancia de cuidar y proteger a estos organismos.