Noroeste del zorro; 
o, Fox del Pasaje del Noroeste, etc. / Luke Foxe

Nació en Kingston-upon-Hull, Yorkshire, el 20 de octubre de 1586 y falleció el 15 de julio de 1635.

Fue hijo del marinero de Hull, Richard Fox. Probablemente fue la influencia de su padre donde le nació la pasión por la navegación y la historia ártica. Aunque su educación fue muy limitada, esto no fue un impedimento para Fox ya que desde muy joven navegando en aguas europeas adquirió la habilidad en el “uso de los globos y otros instrumentos matemáticos”. A la edad de 20 años estaba fascinado por la posibilidad de descubrir un pasaje al noroeste hacia Oriente. No fue si no a través de la intervención de Henry Briggs, matemático y John Brooke, obtuvo un préstamo del buque de setenta u ochenta toneladas del rey Carlos I (finales de 1629) y navegó como capitán y piloto para la región de la Bahía de Hudson a fines de abril o principios de mayo 1631. Moviéndose a través del Estrecho de Hudson, llegó a la costa occidental de la Bahía de Hudson a fines de junio y navegó hacia el norte, viajando a través del Canal de Foxe (llamado así dos siglos después), pasando la Península de Foxe (extremo sureste de la Isla Baffin) hacia la Cuenca de Foxe, llegando al punto llamó a Cape Dorchester (justo al sur del Círculo Polar Ártico) a fines de septiembre. Luego regresó a Inglaterra. No encontró ningún pasaje, pero observó que la marea fluía a través del Canal Foxe desde el sureste, por lo que efectivamente descarta la Bahía de Hudson como un medio para llegar a las aguas más al noreste.

Después de su viaje en 1635 redacto su libro North-West Fox, El libro comienza con una revisión de las exploraciones árticas e ilustra su curiosidad, abarcando observaciones sobre mareas, sondeos, formaciones de hielo, auroras, flora y fauna árticas. Entre sus anotaciones describe a lo que probablemente fue la pequeña grulla gris, pato, cisnes, gansos, cormoranes, gaviotas, chorlito, lavandera blanca, mirlo, cuervo, águila, halcón, arrendajo, búho, perdiz, faisán, perdiz nival y cuervos. Discutió los huevos de varias especies y también fue uno de los primeros en mencionar la grulla trompetera.

Algunas de las designaciones geográficas que dio a las características físicas en su viaje todavía están en uso. El libro de Fox ha sido descrito como egoísta, y una autoridad lo consideró “la narrativa más curiosa y divertida de toda la gama de literatura polar“. El mapa circumpolar que incluyó en el libro ha sido denominado “uno de los documentos más interesantes e importantes en la historia de la exploración del Ártico“. El propio Fox se ha caracterizado por ser una persona inteligente y engreída. Debido a que regresó después de solo seis meses y no encontró el Pasaje del Noroeste que él y otros buscaban tan ansiosamente en ese momento y más tarde, puede haberse sentido a la defensiva sobre lo que había logrado. Afligido por la pobreza después de su regreso, murió en relativa oscuridad a los 48 años. No fue sino hasta mediados del siglo XVIII que el entusiasmo por la exploración ártica se reavivó en algún grado.

Bibliografía

William F. E. Morley (2003) “FOX, LUKE”, en Dictionary of Canadian Biography. Universidad de Toronto: Université Laval, vol 1.

Sterling, B., Harmond, P., Cevasco, A. y Hammond F. (1997). Biographical Dictionary of American and Canadian Naturalists and Environmentalists. Estados Unidos de América; Greenwood Press.