Los insectos han logrado persistir en entornos hostiles porque han desarrollado adaptaciones o habilidades extraordinarias, una de las cuales es un sentido del olfato altamente especializado. Debido a que muchos insectos dependen de su sentido del olfato para sobrevivir, con frecuencia pueden ser atraídos por una sustancia química con fines de detección, por un tóxico que los destruye o por una sustancia que los hace incapaces de aparearse fértilmente (599). Los atrayentes pueden clasificarse como señuelos sexuales, alimenticios o de oviposición. El tipo de señuelo se infiere o deduce del comportamiento de los insectos, y la asignación es frecuentemente incierta.

Idioma: Ingles
Número de páginas: 1- 380
Archivo: WinRAR
Contraseña: biologiaconsam
Alojado en: MediaFire

“INSECT SEX PHEROMONES”