Fotografía de Nemertino por Alfonso Herrera Bachiller

Los Nemertinos o Rincocelos, son llamados vulgarmente como gusanos cinta. Estos animales vermiformes no segmentados generalmente están aplanados dorsoventralmente, presentan una cefalización moderada y el cuerpo tiene una gran capacidad para estirarse. Muchas especies tienen un aspecto poco llamativo, pero otras tienen colores brillantes y presentan diseños extravagantes. Actualmente hay descritos 1300 especies, cuya longitud varía de menos de 1 cm y varios metros. Muchos de ellos pueden estirar su cuerpo de forma extraordinaria. Aunque se trata de animales predominantemente bentónicos, unos pocos planctónicos y otros simbiontes de moluscos o de otros invertebrados marinos. Se conocen unas pocas especies de agua dulce y terrestres de suelos húmedos.

Historia taxonómica

La primera cita de un nemertino fue realizada por Borlase (1758), quien describió un animal como <<el gusano marino largo>> y afirmó que se trataba de uno de los animales marinos menos perfectos. Durante casi un siglo, la mayoría de los autores situaban a los nemertinos junto con los turbelarios, aunque algunos sugirieron que podían ser parientes de los anélidos, los sipuncúlidos, los nematodos, e incluso de los moluscos y los insectos. Durante este período, Cuvier (1817) describió un nemertino al que llamó Nemertes y al que este filo debe su nombre actual. No obstante, hasta 1851 no se publico ningún trabajo en el que aportase una prueba fundamental de la verdadera naturaleza de estos animales; en año dicho Max Schultze describió la morfología funcional de la probóscide, afirmó la presencia de los protonefridios y el ano, y discutió otras muchas características de estos animales. Schultze, también propuso los criterios fundamentales para la clasificación de estos animales, que hoy en día aun son utilizados por la mayoría de los especialistas.

Generalidades

1.- Marinos, de agua dulce o terrestres

2.- Son gusanos triblásticos, posiblemente celomados, con simetría bilateral y sin segmentación.

3.- El tubo digestivo es completo, con ano.

4.- Poseen protonefridios.

5.- El ganglio cerebroideo está bilobulado y rodea a la probóscide (no al tubo digestivo), y tienen dos o más cordones nerviosos longitudinales conectados por nervios transversales.

6.- Tienen dos o tres capas de músculos de la pared del cuerpo, que pueden disponerse de diferentes maneras.

7.- Poseen una probóscide, situada en posición dorsal respecto al tubo digestivo, que se encuentra en el interior de una cavidad hidrostática, llamada rincocele, que es similar a una cavidad celomática.

8.- El sistema circulatorio es cerrado; algunas especies tienen hemoglobina.

9.- La mayoría son dioicos; la segmentación es holoblástica y las primeras fases del desarrollo, que puede ser directo o indirecto, son las típicas de los espirales.

10.- Es bastante común la reproducción asexual por fragmentación. Sexos separados con gónadas simples; reproducción asexual por fragmentación táctiles y ocelos (algunos).  

11.- Cuerpo triblástico, parénquima del adulto, que es parte gelatinoso.

12.- Simetría bilateral; cuerpo contráctil, cilíndrico anteriormente y aplanado posteriormente.

13.- Con fosetas ciliadas sensoriales o hendiduras cefálicas a cada lado de la cabeza, que comunican el exterior con el cerebro; órganos táctiles y ocelos.

14.- Sistema excretor formado por dos canales enrollados, ramificados y con células flamígeras.

15.- Sistema circulatorio con dos o tres vasos longitudinales.

16.- Sin sistema respiratorio.

BIBLIOGRAFÍA

Hickman, C. P., L. S. Roberts and A. Larson. 2009. Integrated principles of zoology. Boston, Mass: WCB/McGraw-Hill.

Brusca, R. C. and G. J.  Brusca. 2003. Invertebrates. Boston, Mass: WCB/McGraw-Hill