Figuras puramente ilustrativas, no conservan los colores ni las formas reales de los cánidos.